January 19, 2023
Cómo el Omega 3 puede ayudarte a alcanzar tus metas de salud

Durante todas nuestras vidas hemos escuchado de los grandes beneficios que trae a la salud consumir alimentos ricos en Omega-3, pero ¿alguna vez te has preguntado de dónde vienen? Los ácidos grasos Omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada, la cual beneficia a nuestro cuerpo en múltiples frentes. A continuación exploraremos los beneficios de incluir este tipo de nutrientes a nuestra dieta diaria.

El cuerpo humano no produce Omega-3 de forma natural, sino que tenemos que consumirlo a través de alimentos, como el pescado, mariscos y la linaza, soja y canola. El Omega-3 es un componente importante de las membranas celulares, además de proveer calorías que dan energía al organismo.

Beneficios del Omega-3

El consumo de Omega-3 beneficia particularmente la salud cardiovascular. Ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y eventos cardíacos, como infartos, arritmias, y presión arterial. Ayudan a reducir los triglicéridos y disminuyen la acumulación de placa arterial, conformada por grasa, colesterol y calcio, que endurece y bloquea los conductos arteriales.

 

 

Consumir Omega-3 también ayuda a reducir la inflamación a partir de la producción de sustancias llamadas protectinas y resolvinas. Una inflamación que no se trata puede convertirse en fibrosis tisular, que puede derivar en complicaciones mucho muy severas. Una de las claves de la función del Omega-3 en la prevención de la inflamación es facilitar el suministro sanguíneo al lugar la inflamación, ayudando a que el cuerpo cumpla mejor su función reparadora.

Los ácidos grasos Omega-3 benefician la salud de nuestro cerebro. La deficiencia de Omega-3 en el cerebro puede provocar disfunciones en la neurotransmisión, que puede ser causa de trastornos como la depresión y la esquizofrenia. Además, al favorecer la función neurotransmisora, beneficia la memoria y disminuye el riesgo de padecimientos como el deterioro cognitivo, la demencia y el progreso de la enfermedad de Alzheimer en los adultos mayores.

El consumo de ácidos grasos Omega-3 también ayuda, gracias a sus capacidades antiinflamatorias, a reducir la inflamación y el dolor en pacientes con artritis reumatoide, especialmente cuando se acompaña de glucosamina. También puede ayudar a mejorar condiciones de la piel, como la foto-dermatitis y la psoriasis. En el caso de quienes sufren de foto-dermatitis, los suplementos de Omega-3 pueden ayudar a reducir la sensibilidad a la luz ultravioleta del sol, y en el caso de la psoriasis se ha demostrado que el Omega-3 ayuda a mejorar los síntomas a comparación de una terapia puramente farmacológica.

Cómo el Omega-3 puede ayudarte a conseguir tus metas de salud

Consumir Omega-3 es una buena manera de reducir la obesidad y el sobrepeso, un problema sistémico en la población mexicana que ha demostrado ser un riesgo para la longevidad humana. Se ha comprobado que el consumo de Omega-3, en conjunto con una dieta correcta y un régimen de ejercicio, favorece la pérdida de peso comparado con la implementación de una dieta correcta y régimen de ejercicio sin Omega-3.

 

 

Además, el Omega-3 aumenta el flujo de sangre a los músculos durante el ejercicio, reduciendo los problemas musculares hasta en un 35%. Así, ayudan a reducir la inflamación y aumentan el rango de movimiento después del daño muscular causado por el ejercicio. También ayudan a reducir la fatiga y el tiempo de recuperación tras sesiones de ejercicio prolongadas.

Por sus beneficios de neurotransmisión, consumir ácidos grasos Omega-3 también es benéfico para mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés. Favorecen la producción de serotonina, frenan los efectos del envejecimiento celular después de eventos estresantes y reducen la inflamación celular relacionada al estrés. Esto es particularmente evidente en estudios en donde se utilizan dosis altas de Omega-3.

También se han realizado estudios sobre los efectos del Omega-3 en la calidad y cantidad del sueño. Aunque aún se requiere más investigación, los resultados son prometedores.

Cómo tomar suplementos de Omega-3

Como siempre, antes de hablar de formas de uso tenemos que ser siempre responsables y recomendar consultar a expertos en nutrición para asignar la dosis adecuada a nuestro cuerpo. Sin embargo, se puede deducir como un mínimo recomendado el consumo de 1.6 g en adultos hombres y 1.1g en mujeres adultas. Sin embargo, las condiciones de salud de cada quien determinarán la dosis diaria recomendada.

La presentación más común de suplementos de Omega-3 es en cápsulas, y pueden incluir aceite de pescado, aceite de krill, aceite de hígado de bacalao y aceite de alga. También podemos encontrarlos en forma de aceite, como el aceite de hígado de bacalao.

Existen distintos tipos de aceites grasos Omega-3. Es muy importante consultar con algún especialista en nutrición sobre cuál es el adecuado para ti. Te recomendamos seguir a nuestra comunidad de expertas en nutrición y ponerte en contacto con ellas para tomar una decisión mejor informada. Algunos efectos secundarios del consumo de Omega-3 pueden ser: acidez, gas, dolor de estómago o incomodidad, dolor en las articulaciones, vómito, estreñimiento, diarrea, náuseas o cambio en el sentido del gusto. Consulta a un médico si algún síntoma prevalece y no desaparece.

Resumen

En conclusión, el consumo de Omega-3 es esencial para una buena salud. Ayuda a mejorar la salud cardiovascular, del sistema nervioso central, la salud celular, articular y provee propiedades antiinflamatorias y reparadoras para el cuerpo. Sin embargo, como todo lo referente a nuestra salud, debemos tener en cuenta las recomendaciones de profesionales y expertos al momento de consumir suplementos nutricionales.

Una buena manera de incorporar la ingesta de Omega-3 en tu dieta diaria es a través del consumo de cierto tipo de pescado y marisco, así como linaza, soja, canola y aceite de oliva extra virgen. Además, podemos complementar este insumo con suplementos, los cuales pueden ayudar a alcanzar los niveles ideales de Omega-3 en tu cuerpo. En Boyú contamos con los mejores suplementos de Omega-3, recomendados y avalados por nuestra comunidad de expertas en nutrición.

Si aún no lo haces, te recomendamos que sigas a nuestra comunidad en redes sociales. Ellas te podrán orientar sobre qué suplementos son los adecuados para ti, los cuales podrás adquirir en nuestra tienda en línea.